miércoles, 12 de octubre de 2016

Entrevista de LACTAPP

“Confía en ti misma y en tu hermoso bebé” entrevista de LactApp a Montse Bach, comadrona

En esta ocasión, la introducción va a cargo de Maria Berruezo del equipo LactApp:
Tuve la oportunidad de conocer a Montse Bach en un evento organizado por DONA LLUM, asociación que trabaja por un parto respetado en Cataluña, y tal y como me suele pasar cuando conozco a las personas que están luchando para que los cambios sucedan, me llevé una grata sorpresa. Montse es más dulce que un caramelo, pero cuando habla de la atención al parto se alza como la estatua de la libertad y no deja pasar ni una. Respetuosa a rabiar con la mujer y los bebés, ella es una comadrona que ofrece recursos a las madres para que disfruten más de sus partos y, a la vez, muy crítica con el sistema que no le da tiempo ni libertad suficiente a la mujer durante el parto, ni las dejan ser las protagonistas de todo el proceso.
Es un placer para mi tenerla hoy en el blog de LactApp y desde aquí la animamos a continuar trabajando tan bien en su atención a las madres y mejorando las bienvenidas al mundo de los bebés.

El parto ocupa gran parte de nuestros pensamientos cuando estamos embarazadas, ¿dónde queda la lactancia?

Estamos en una sociedad muy desconectada de los procesos fisiológicos. Me gusta aconsejarles a las madres embarazadas que contacten con grupos de lactancia para que se rodeen del hermoso mundo maternal, femenino, cálido y tranquilo de un grupo de mujeres amamantando a sus bebés. Las mujeres juntas hacemos posible de nuevo recuperar esa sabiduría ancestral que ya no vemos en nuestro entorno del día a día.Desde las últimas décadas del siglo XX la sobremedicalización del nacimiento nos ha ido alejando de nuestros pulsos vitales y de nuestra capacidad para gestar en confianza, parir sin miedo y amamantar libremente 

.Si solo pudieras transmitir 3 cosas a una madre embarazada, ¿Qué cosas serían?

  1. Inhala quietud y serenidad y exhala el miedo y la desconfianza.
  2. Confía en ti misma y en tu hermoso bebé, todo está dentro de ti dispuesto a fluir naturalmente.
  3. Déjate llevar, fluye, disfruta y aprende de lo que la vida te ofrezca.
Una mujer se pone de parto, llega al hospital y ve por primera vez a su comadrona, que le atenderá en el que seguramente será uno de los momentos más importantes de su vida, ¿cómo puedes crear un ambiente cálido y de confianza en tan poco tiempo?
Con voz suave, contacto visual y actitud empática, y crear un ambiente íntimo en la sala, con poca luz , recursos que favorezcan el movimiento y una bañera calentita esperándola.

Estamos muy lejos del ideal “1 mujer = 1 comadrona”, ¿cómo lo hacéis para atender varios partos a la vez?

Confundimos la cantidad de cuidado con la calidad del cuidado, considerando que más tiempo de cuidado es lo mejor. Lo mejor es ofrecer cuidados de calidad humana y profesional y eso no implica presencia contínua, sino presencia intermitente con buena conexión con las necesidades fisiológicas y emocionales de cada mujer y su acompañante.
Más que hablar del 1/1 creo más importante plantear  la reflexión de como llevar a cabo una verdadera reestructuración de los servicios sanitarios y los recursos humanos, con centros asistenciales liderados por comadronas para el parto fisiológico, equipos de comadronas para la atención domiciliaria comunitaria y unidades hospitalarias interprofesionales para la asistencia al parto con patología asociada. No es solamente el “one to one”, sino “everyone in the best place”.
 Has asistido muchos partos, ¿crees que el tipo de parto puede condicionar que la lactancia sea exitosa?
Así es teniendo en cuenta el proceso fisiológico, es decir la respuesta al triángulo hormonas-neuronas-emociones. Me refiero que ante un proceso de parto de inicio espontáneo, no medicalizado con oxitocina artificial ni epidural, la respuesta al proceso de amamantamiento será fisiológicamente más fácil. Pero por encima de todo está la capacidad y el deseo de las mujeres de amamantar a sus bebés que es capaz de superar las dificultades hormonales, neuronales y emocionales que ocasione el parto medicalizado y la separación temprana. Y lo mismo para el bebé, está fisiológicamente diseñado para después de nacer llevar a cabo su viaje extrauterino hasta el pecho de su mamá. Como terapeuta perinatal siempre digo que el ser humano tiene en su más profundo interior un pulso original que vibra hacia la vitalidad, pase lo que pase.
 ¿Cómo puede ayudar una comadrona a que la lactancia comience con buen pie?
Respetando el parto fisiológico, cuidando las necesidades de la mujer durante el parto, sin interferir en el periodo inmediato al nacimiento, dejando que la madre y el bebé interaccionen de manera natural y se vinculen a su manera en un piel a piel contínuo. Más que consejos es callar, observar y permitir que fluya el viaje extrauterino del bebé hasta el pecho de su madre que será garantia para una lactancia exitosa. Favoreciendo este comportamiento instintivo que está sellado en el código genético de nuestra especie, es como más podemos colaborar los profesionales del parto para ayudar a un buen inicio de la lactancia y además es la manera de salir feliz y radiante de oxitocina del trabajo!
 Eres una persona muy entregada y apasionada de tu profesión, ¿qué te llevas a cambio por parte de las madres?
Yo doy las gracias a las madres y bebés que acompaño por todo lo que aprendo de ellos, doy gracias a la Vida que me ha puesto en un lugar privilegiado acompañando nacimientos y aprendiendo la capacidad del ser humano para superarse desde lo más profundo en todos los niveles.

Montse Bach es comadrona del Pius Hospital de Valls (Tarragona, España) y profesional especializada en el acompañamiento al parto respetado. Graduada en Terapia Perinatal, formada con Ray Castellino de la Asociación Americana de Psicología Perinatal. La podéis seguir en Shanti.

LactApp es la experta en lactancia en tu bolsillo

Una app GRATUITA que puede dar respuesta a cualquier duda de lactancia. Lo que la diferencia de cualquier otra aplicación es que las respuestas que te da tienen en cuenta la edad y el peso de tu bebé, y tu estado, para que la información que obtengas sea lo más acertada posible.


jueves, 5 de mayo de 2016

5 DE MAYO, DIA INTERNACIONAL DE LA COMADRONA


Si anhelamos crear un mundo sin violencia, donde el respeto y la ternura logren reemplazar el miedo y el odio, debemos comenzar con el trato que damos al comienzo de la vida.

Pues es ahí donde se cimientan nuestros patrones más profundos. A través de estas raices crece el temor y la enajenación, o el amor y la confianza.

miércoles, 1 de abril de 2015

NACIMIENTO DE LIAM


Mi primer parto terminó en la cama de un hospital, después de 30h de pródromos en casa. Y salvo porque nació mi hija, lo recuerdo como una experiencia fría y deshumanizada.


Cuando supe que estaba embarazada de nuevo, no dude ni un instante, volvería a intentarlo, quería dar a luz en casa. Durante el embarazo gané confianza. Me fui empoderando…





Recuerdo cuando llegaron las contracciones, seguidas y muy intensas. Sentí que los miedos se disipaban. Me sentí poderosa, conectada con una sabiduría ancestral. Había llegado el momento! Era consciente de cada contracción y deseaba con todas mis fuerzas parir a mi hijo Liam entre los míos.







                                                                                           
De pie, agarrada a un fular que colgaba del techo, noté como me rendía confiada a mi naturaleza de mamífera y sentí que el dolor se transformaba en placer. Un placer sorprendete que me liberaba abriéndome las entrañas y haciendo camino a Liam, que nacía solo. Parí con placer.




                                                                              
Con mi hijo en los brazos, mi hija de 4 años cantando y mi marido y mi hermano a mi lado. Estaba en casa…acompañada de todos los que quería. En silencio y con alegría abracé la noche, llena de satisfacción por demostrarme a mi misma que podía parir!




miércoles, 11 de febrero de 2015

VBAC WATERBIRTH IN BIRTH CENTER = PARTO EN AGUA CON CESAREA ANTERIOR EN CENTRO DE PARTOS

Dedicado a los alumnos de Torre Vicens de Lleida, después del breve encuentro académico de hoy, gracias por vuestra presencia, escucha y entusiasmo.

jueves, 23 de octubre de 2014

NACIMIENTO DE ASIER EN VALLS

Después de un embarazo formidable el día en que empezaron las contracciones todo estaba preparado para recibir a mi primer bebé. Las primeras se dieron a primera hora de la mañana, eran flojitas pero se repetían cada cinco minutos, después de valorar que eran continuas decidimos hacer el viaje hasta el hospital de Valls tranquilamente,lo habíamos visitado previamente y queríamos dar a luz allí porque trabajan respetando mucho el parto.

Tranquilamente hicimos el viaje, paramos a almorzar, avisamos a la familia y al llegar allí sobre las 11:00h, me pusieron los monitores pero “la cosa todavía estaba muy verde” y las indicaciones fueron que saliéramos a pasear, comiéramos tranquilamente y por la tarde sobre las 16:00h volviéramos para valorar si el parto continuaba  su curso o se había parado y podíamos marchar a casa.
Por tanto, nos fuimos a pasear y me apetecía caminar por la montaña, hacia un día de sol espléndido y tenía ganas de estar al aire libre, pero paseando, paseando… empecé a encontrar espárragos y estuve cogiendo toda emocionada hasta la 13:30h casi, mientras tanto las contracciones continuaban cada cinco minutos pero no eran muy molestas.
Fuimos a comer, todo perfecto y unos postres buenísimos. Al acabar, con la panza llena, nos fuimos al hospital, eran las 16:00h y al volver a ponerme los monitores ya nos dijeron que comenzaba a dilatar y me quedaría ingresada.
Mi marido fue a dejar el coche bien aparcado, a darle de cenar a Enare, nuestra perrita y trajo todo lo necesario para estar conmigo en todo momento y que no le hiciera falta salir para nada.
Cuando todo esto estaba listo, nos instalamos en la sala de partos, con la música que nosotros escogimos, una luz relajante, velitas, las lianas para poder agarrarme, bolsas de calor para paliar el dolor en los riñones y mi marido dándome masajes en la espalda, que más se puede pedir!.
En cuestión de un par o tres de horas las contracciones ya eran importantes y se hacía más difícil de aguantar pero al llegar a los cinco-seis cm de dilatación ya pude entrar en la bañera. Allí las contracciones se pueden aguantar mejor, el agua caliente relaja y el ambiente resultaba muy tranquilo y acogedor. Mi marido iba tirándome agua calienta sobre la barriguita para que no tuviera frio ya que ésta me sobresalía toda del agua.
Al llegar a los 10cm de dilatación salí de la bañera para comenzar a empujar, al salir rompí aguas y después de unas cuantas contracciones a las 3:25h de la madrugada Asier ya estaba con nosotros.No tuve ni un solo punto!
Nada mas salir lo cogí y lo puse sobre mi pecho, dejaron pasar toda la sangre del cordón que estuvo diez minutos latiendo, mientras tanto Asier ya buscaba el pecho solito.
Fue la experiencia más bonita y maravillosa que hemos vivido en nuestra vida, son momentos de mucha intensidad que nadie se debería perder porque no se vuelven a repetir.

Con mucho cariño Paco, Mireia y Asier.

Martes, 25 de marzo de 2014 Hospital Pius, Valls.

martes, 30 de septiembre de 2014

NACIMIENTO DE ARAN



Sabíamos que este sería nuestro último embarazo y queríamos vivir el parto de una manera igual o más bella que el primero a ser posible. Mi primer parto me dejó tal huella, que había leído y me había informado bastante. Sabíamos que nuestro bebé sería grande y las pegas que ponían con eso, así que empezamos a valorar tenerlo en casa con comadronas amigas
Tras algunos tiras y aflojas, este fue mi parto visto por los ojos de mi pareja Albert, que me ayudó y apoyó en todo momento.
Me permitiré algún inciso, por ser la protagonista.


Son las 19:30 aproximadamente de un viernes 13 de junio (fecha muy cinematográfica), mi mujer con una sonrisa entrecortada me dice que tiene pequeñas contracciones. Llegamos a casa después de un largo paseo por el infierno soleado que cae en Lleida. Algunas personas del barrio nos paran a contemplar la barriga de mi mujer, no salen de su asombro.
Así, una vez en casa, Miren sale disparada por las escaleras. No quiere que se le paren las contracciones, y empieza a subir y bajar escaleras todo el rato. Un rato mas tarde, entra de nuevo en casa, me mira, y todo sigue su camino. Respiramos tranquilos.
El día anterior tuvimos visita. “Esta verde el asunto”. Nos temíamos lo peor. El sábado 14 era la fecha límite para el Hospital de Lleida. Se cumplían 2 semanas de retraso.
Aunque en la primera visita al ginecólogo, ésta nos adelantó una semana la fecha prevista. Nos dijo “el feto es grande, por las medidas, no corresponde a la semana que vosotros me decís” y punto. Verdaderamente buscábamos el segundo embarazo. Sabíamos exactamente las cuentas. Pero unas medidas con alto percentil, y un macrosoma en el primer embarazo, adelantaron la fecha, y más tarde, nos pasaría factura y malestar en posteriores visitas.
Pero esa tristeza de llegar al Hospital de Lleida, y tener que provocar el parto, se desvaneció rápidamente ese viernes.

Aguardamos varios minutos, y cuando las pequeñas contracciones seguían sin cesar, avisé a las comadronas, “¡¡Miren, tiene contracciones!!”
Durante varias horas las contracciones se habían vuelto más frecuentes. Miren probaba todas las posturas que la habitación permitía, mientras aguardaba impaciente la llegada de las comadronas. Yo atendía a la niña, al igual que la tía de Miren, que vino a ayudarnos. Visitaba la habitación donde aguardaba Miren, que empezaba con los primeros gemidos. Sonreía de oreja a oreja. Enviamos whatsapps a todo el mundo. ¡No nos iban a provocar el parto!.
Sobre las 23:00 llegaron las comadronas, cargadas con sus cosas. Fueron a ver inmediatamente a Miren tras el riguroso saludo. La niña ya dormía, puerta cerrada, esperando que no se levantara.

Tras la primera exploración, lo tenían claro….. Seguíamos el parto desde casa. Si todo iba bien, no hacia falta traslado al Hospital de Lleida.
Miren se emocionó, me lo dijo casi sin poder expresar las palabras“Vamos a tenerlo en casa” tenia los ojos vidriosos. Las comadronas, con ganas. La verdad es que nos pensábamos que al ser un bebe grande, y al estar tan verde aún, partiríamos hacia el Hospital de Lleida. Pero no. Que bien.
Avisé a la tía de Miren, que impacientemente aguardaba las primeras noticias. Le informé que sería aquí en casa. Los nervios se la comieron, pero no dijo nada. Sólo puso mala cara. Yo andaba contento y seguía a lo mío.
Unas fotos por aquí, unos videos por allá, y más whatsapps avisando a la familia cercana.

Los gemidos iban “in crescendo”, al igual que las contracciones, cada vez más fuertes.
Eran más de la 1 de la noche. La tía de Miren muy nerviosa, no quería hablar con nadie, sólo que el tiempo pasara rápido y todo saliera bien. Las comadronas relajadas en el comedor, y a mi…… me entró el hambre.
En la que seria una de las últimas escapadas de la habitación, le dije a la tía de Miren, si podía hacerme un huevo frito. Pero me quedé ahí. Volví a la habitación, y Miren me pidió que ya no saliera, necesitaba mi presencia y mi mano. Pobre huevo frito!
Los gritos se oían por toda la casa. Pero la niña no se levantaba, que maravilla de hija.

Fue increíble para mí comprobar como mi cuerpo hacía el camino, contracciones, la transición, contracciones más fuertes, ganas de empujar, aro de fuego.
Todos me preguntan si no sentía dolor. Se siente dolor, dolor fuerte, pero es un dolor que sabes que indica que todo sigue su camino, que te indica que puedes seguir adelante.
Para sobrellevarlo yo buscaba en mi interior, al igual que la otra vez,  fuerzas. Me acordaba de mi madre, de mí tía, de mis abuelas, de mi hermana, de mi prima, de las mujeres… de mi hijo, que estaba conmigo haciendo ese camino, que había querido hacerlo conmigo y sólo conmigo y volvía a pujar.

De repente, estando Miren en posición 4 patas en el suelo, apoyada en la cama, un poco de líquido cayó por sus piernas. WTF!! pensé yo. Avisé a las comadronas, se aproximaron a la habitación para comprobar, pero sólo se había roto una membrana. No era la bolsa.
Miren aguantaba las contracciones, pero aún sin ganas de empujar. Más tarde, las cataratas del Niágara se trasladaron a la habitación, y un gran charco de agua salió disparado. El estruendo fue tal que no hizo falta avisar a las comadronas, lo oyeron en la otra punta de la casa. Miren rompió aguas.
Se me subieron los testículos a la garganta. Sabía que, si las aguas eran sucias, salíamos por patas hacia el Hospital (panic!) y todo el gozo en un pozo. Por suerte, las comadronas nos dijeron que eran limpias. Que alegría. Vamos Miren, vamos!
Las 02:20. Otra exploración. Posición de la cabeza, perfecta.¿ Latido del corazón? Mmm ¿Dónde está? El niño no paraba de moverse. Finalmente sonó el latido. Como un torete.

Ya viene.Primera contracción de empuje. Que dolor me daba verlo. “Menos mal que nosotros no parimos” pensaba. Y el huevo frito, pobrecillo, estará frío.
5 minutos después, segunda contracción. Observadoras, las comadronas, miraban como poco a poco empezaba a salir. Espejo en el suelo, como si fuera el pan de cada día. No quería mirar. Miren me apretaba la mano.
Siguiente contracción. Ya sale un poco la cabeza. “Viene peludo” dijo una de las comadronas. Me animaron a verlo. Así que, por una única vez, asome la cabeza por detrás de Miren, y en el espejo vislumbré un mechón de pelo. ¡Madre mía!
Cuarta contracción. Ufff que dolor. Estábamos preocupados, por que al ser tan grande, tenía que rotar y salir bien, a poder ser, sin que hubiese una distocia de hombros. Que momentos. Que nervios.” Dios Miren date prisa, que está ahí”, pensaba.
Penúltima contracción. El niño prácticamente está fuera. Rotó por sí mismo. No hubo falta mucha ayuda de las comadronas, que tío mas listo. Que valiente Miren. No podía más, estaba agotada. Apretaba los dientes como si estuviera en un combate de sumo. Increíble.

Última contracción. Aran estaba entre nosotros. Sábado 14 de junio, 2.46 de la mañana.
Salió con los brazos en cruz. Las comadronas le dijeron a Miren que lo sujetara. Así que saco fuerzas, levantó una pierna y metió las manos por abajo en busca de Aran. Se me volvieron a subir los testículos a la garganta. Estaba tan resbaladizo, que casi se escurre de las manos y cae al suelo. ¡¡Dios lo que faltaba!!!
¡Que alegría! Espectacular. Increíble. Que bien. Que rápido. La física hizo su papel. Que horror fue parir a la niña tumbada, y que limpio salió Aran a 4 patas.

Besos para todos. Abrazos. Sonrisas. La habitación se había convertido en una piscina. Que preciosidad. Pero no recuerdo un llanto muy ruidoso. No como el de Nahia.
Salí de la habitación, rumbo a buscar a la tía de Miren, a su prima que había llegado de Zaragoza y a su chico. Ya esta aquí, todo salió bien, es precioso.¡¡¡ Que maravilla!!!  Recuerdo un gran abrazo a la tía de Miren. Se que lo había pasado mal. Y antes me había asegurado que quería matarme.

El cordón aun latía. Más de 10 minutos aguardando los últimos compases antes de cortarlo. Me cedieron para cortar, pero tenía miedo de cagarla. Tapamos a Miren, que tenia una cara sudada, de alegría, con el niño en brazos, sin despegarse de ella.
Las comadronas querían pesar al niño. Aguantando la bolsa de tela, introducimos a Aran dentro. “Suelta la bolsa” le decía Montse que sostenía la bolsa a Rosa. Pero Rosa no estaba sujetándola también....Tras restar el peso de la bolsa, Montse no salía de su asombro. Un niño de 5,340 gramos, en casa. 
El primero tan grande que habían asistido en casa. Un parto perfecto.

No sentí miedo en ningún momento y a comparación con mi parto anterior, tuve una fantástica sensación de continuidad. Aún hoy me estremezco al recordar que mi hijo nació en nuestra habitación.
Agradezco mucho a mi tía Charo, mi prima Charo y su pareja Luismi, por haberme regalado un puerperio genial, a mi marido Albert, que siempre me apoya y me acompaña y vivió todo tan intensamente como yo, a mi hija Nahia, que me ayudó mucho con los ejercicios y a soportar las últimas semanas, a mis amigas comadronas Montse Bach y Rosa Escribà, que creyeron en mi y en mi hijo y a mi hijo Aran, que me ha regalado una maravillosa experiencia con su nacimiento.
No me arrepiento de nada y animo a todo el mundo a que lea y se informe, son momentos que no se volverán a repetir. Que elijan al menos la manera en la cual les gustaría vivirlos.
Que cada mujer se siente consigo misma a pensar y decidir como quiere que sea, pero sobre todo que se informe, para encontrar un entorno en el que sea respetada.

sábado, 2 de agosto de 2014

PARTO RESPETADO EN HOSPITAL




La SEGO (Sociedad Española Ginecología y Obstetricia) hizo un manifiesto en el que se reconocía que quizás se habían tecnificado los partos y se había perdido humanización.

Los profesionales de los hospitales y atención primaria no sólo debemos decir que protegemos y respetamos los partos, también demostrarlo con ejemplos de buenas prácticas basadas en la evidencia científica.

Este es un ejemplo de un principio de ello.



viernes, 11 de julio de 2014

NACIMIENTO DE ELOI, PVDC

CADA BEBÉ QUE NACE ES UN SER LLENO DE AMOR Y SOLIDARIDAD HACIA LOS DEMÁS.       CADA MADRE QUE PARE ES UN SER SAGRADO AL QUE CUIDAR EXQUISITAMENTE 
CADA PADRE QUE AMPARA  ES UN SER EMPODERADO AL QUE HAY QUE APOYAR. 
CADA COMADRONA QUE ACOMPAÑA  ES UN SER AMOROSO AL QUE HAY QUE 
SOSTENER.  CADA DOULA QUE NUTRE ES UN SER LLENO DE TERNURA.

TRABAJANDO JUNTOS DESDE EL RESPETO MUTUO Y LA COOPERACIÓN,
TEJEREMOS EL MANTO DE PAZ PARA UN MUNDO MEJOR.



  Parto natural con cesarea anterior en Pius Hospital de Valls.    La primera vez que descubrí lo que era una doula fue un viernes a las 10 de la mañana, embarazada de siete meses, y el martes a las 3 de la tarde ya había contratado los servicios de una. Me pareció tan buena idea tener apoyo psicológico en mi parto. Iba a intentar un PVDC y sabía que no sería fácil; en un hospital el tiempo siempre jugaría en nuestra contra y las doulas tranquilizan a la madre para que su parto fluya con mayor rapidez. Para premio mi doula era una hipno-doula, que me dio unos cds de hipnosis guiada para poder soportar mejor las contracciones y durante la primera fase del parto me fueron genial.
El día de mi parto vino a casa, nos ayudó con la comida, insistió en que me mantuviera hidratada y utilizó técnicas de relajación para que soportara mejor las contracciones. Todo iba tan bien... Pero cuando llegamos al hospital fue como una pesadilla... Había 4 partos más y tan sólo una matrona... Nos dejaron entrar a los tres y la doula nos acompañó en todo momento y eso permitió que mi pareja pudiera salir a comer y nos tranquilizaba siempre que la comadrona no podía estar con nosotros porque tenía que atender los otros 4 partos. Ella se mantenía discreta y cuando entraba la matrona y nos decía que había que poner la vía con medicación o poner correas ella se apartaba silenciosamente y aprovechaba para comer algo o salir al lavabo.
No fue una horita corta, las contracciones parecían que no se iban a acabar nunca y ella me ayudaba a respirarlas y gemirlas con más calma. En varias ocasiones tiré la toalla y lloriqueé pidiendo la epidural, pero mi doula con el apoyo de mi pareja me masajearon y me mantuvieron entretenida con duchas, cambios de posturas y ánimos hasta que fue la delicada hora del expulsivo. Entonces entró la comadrona exhausta con tanto parto y le pidió a mi doula que la avisara cuando el bebé estuviera a punto de coronar. Y así lo hizo. Durante el expulsivo yo estaba inmersa en un intenso viaje interior pero oía a mi pareja susurrar con la doula y hacerle un sinfín de preguntas, como: eso es normal? Eso de ahí es la cabeza? Es normal que salga tanta sangre? Etc... La doula iba respondiendo a todas sus preguntas y me animó mucho cuando me decía que lo estaba haciendo fenomenal y que ya se le veía la cabeza a mi peque. Fue estupendo que nadie me dirigiera los pujos. Me sentía segura y muy tranquila y mi pareja sonreía todo el rato de la emoción.
Cuando a mi bebé le faltaba poco para coronar la doula llamó a mi matrona y se apartó a un segundo plano a filmar el expulsivo para que pudiéramos tener el fantástico recuerdo.
Fue un parto muy respetado: mi matrona, Montse Bach se limitó a observar y sólo intervino al final, cuando el peque no salía con el último pujo le quitó una vuelta de cordón. Me puso a mi niño encima y sonrió. Mi doula, Zeresh también sonreía y mi pareja estaba eufórico; aunque yo eso sólo lo vería después en el video: en ese momento solo tenía ojos para mi hijo.
Qué gran día, qué parto más estupendo en un hospital público, qué suerte mi peque haber tenido un nacimiento tan suave y tan cálido y qué suerte la mía que me sentí tan arropada y querida en ese momento tan especial e importante de mi vida.
No os perdáis el video: todo un ejemplo de un gran trabajo en equipo.

Cira
Una mamá feliz :D
 

sábado, 21 de junio de 2014

martes, 3 de junio de 2014

LA IMPORTANCIA DE UN BUEN PRINCIPIO



          Las impresiones más profundas de nuestra vida
          provienen del principio mismo de nuestra vida.

viernes, 23 de mayo de 2014

ENTREVISTA A BARBARA HARPER, FUNDADORA DE WATERBIRTH INTERNATIONAL

Entrevista a Barbara Harper, comadrona americana conocida internacionalmente por fundar la organización WATERBIRTH INTERNATIONAL
y por su aportación científica en el conocimiento 
del parto en agua,a raiz de su presencia para la formación que imparte en Catalunya, Madrid y Vigo.

Traducción realizada por Zereh Altork, doula americana residente en Catalunya y agradeciéndole a ella y a Mar Torres la organización del curso.
                                                




Barbara, thanks again and I wish you well.
Thanks for your love in everything you explain us.
Thanks on behalf of babies.



               Gracias también a la comadrona,cámara y compañera Imma Fernández de la Cuesta.  

sábado, 23 de noviembre de 2013

SHANTIPEOPLE: Jesusa Ricoy Olariaga, en la Semana Mundial contra la Violencia Obstétrica

LA REVOLUCIÓN DE LAS ROSAS                                       PONLE NOMBRE, CADA MUJER ES UNA ROSA.                           25 de Noviembre



                                                                         

viernes, 22 de noviembre de 2013

ATENCIÓN AL PARTO EN INGLATERRA, AMAZING!

                                           
                                     

THE ROYAL LONDON HOSPITAL, con esta super bañera y 
otras 9 preciosas bañeras hinchables a disposición de las mamás.















BARKANTINE BIRTH CENTER, casa de partos no adyacente a hospital llevada por matronas, KEEPING THE BIRTH NORMAL!


                                                         

lunes, 4 de noviembre de 2013

LONDRES


En el Reino Unido, el sistema público de salud trabaja intensamente en pro del parto fisiológico en las unidades hospitalarias y ofreciendo el parto domiciliario como una opción más del sistema. Los profesionales además deben reevaluar periódicamente su destreza en emergencias obstétricas. Así que como es tan interesante, me voy una semana a conocerlo y a realizar talleres de actualización.




Además disfrutaré de dos encuentros que posteriormente 
compartiré en el blog con vosotros:                                                               

Jesusa Ricoy-Olariaga, matriactivista multidisciplinar, educadora perinatal, encapsuladora de placentas, fundadora de 3 Colours, activista en la red en campañas como el Dia de la Rosa, colaboradora de Sheyla Kitzinger... 
...en resumen una gran mujer de las que empoderan.... 

 &

Michel Odent y Liliana Lammers, que of course, no necesitan presentación.

See you soon!








viernes, 18 de octubre de 2013

CONEXIONES



Adiós al descanso veraniego! Llega el otoño, la conexión hacia el interior. Mirad este nacimiento.
Lo importante como siempre es lo que no se ve, las conexiones para que esta vivencia sea real.
Una madre conectada a su bebé y dejando fluir el proceso. Un padre conectado a la madre y al
bebé que cuida. Unas acompañantes conectadas con todos y cuidando los detalles.
Simple y bello como la vida misma cuando tenemos conexión.
Y en historias de parto, Nadia nos aporta el relato del nacimiento de su placenta, el octavo chakra.

                                                 

domingo, 14 de julio de 2013

TERAPIA PERINATAL

















                        Se habla mucho del vínculo que se establece entre madre y bebé al nacer.. 
                                       ¿y qué sucede con el vínculo entre bebé y papá?

                     Esta imagen me encanta porque cuando acompaño nacimientos me gusta 
                     que las manos de la madre y las del padre se unan para coger a su bebé.
                     Se activan antiguas impromtas primarias inconscientes en los padres y se 
                     activan primeras impromtas que formarán parte del baúl primario del bebé.

                                     Si en la mujer conectada con su proceso de parto, 
                           la experiencia de la primera acogida del bebé entre tus manos 
                       es muy emocionante, en el hombre lo es de una forma muy marcada. 

                      La mujer transita hacia el abrazo con su bebé después de la travesía 
                    hormonal del trabajo de parto y sus fases, con el neocórtex desactivado
                      dejando fluir sus emociones en profunda conexión con su instinto y 
                            recibe al bebé sumergida en un mar de emociones primitivas.

                 En el hombre sucede que en su acompañamiento durante el trabajo de parto, 
                 el neocórtex racional se mantiene activado y en el momento en que siente a su 
                 bebé entre sus manos, la impromta emocional que recibe es desbordantemente
                 intensa. En un parto respetado el hombre experimenta una explosión emocional 
                 intensa tras el nacimiento que derivará en un recuerdo que será imborrable con 
                 el tiempo, altamente vinculante en la relación con su bebé y que sin duda influirá 
                 positivamente en la mirada generacional de los procesos del parto y del nacimiento, 
                 así como en el equilibrio enérgetico de la nueva familia. 
                 Con este pensamiento también expreso mi intención de trabajar para que en las            
                 cesarias necesarias, esta vivencia para la madre, el padre y bebé, también sea 
                 una realidad y vivan juntos la experiencia del nacimiento.
             
                 Hoy dedico estas palabras a la familia de Eric, un precioso bebé que nació dentro
                de su saco amniótico, que rompió solito al estirar un brazo antes de ser cogido por 
                sus padres, a los que fue un placer acompañar por su gran trabajo personal de 
                toma de consciencia y conexión con su bebé desde la vida intrauterina. 
                Y también a Daria que hace 5 años nació en casa y me mostró un camino de luz.
               
                Esta primavera he iniciado mi formación de cuatro años en terapia perinatal donde 
                estudiamos los efectos en la personalidad de la vida intrauterina, de las diferentes 
                formas de nacimiento y del periodo extrauterino temprano. Se pueden reconocen 
                las impromtas prenatales y natales en el lenguaje corporal, en la estructura corporal, 
                en el movimiento, en la personalidad y en la estructura del carácter de bebés, niños
                y adultos así como su efecto en las dinámicas personales, familiares y sociales. 
                Con la terapia perinatal  analizamos los recursos internos para explorar y resolver
                las impromtas traumáticas prenatales y natales que afectan a la conducta y traducir 
                con límites terapéuticos claros y eficaces, las activaciones de estas impromtas en 
                nuestro día a día para resolver el patrón prenatal y natal que se repite desde la 
                infancia hasta la vida adulta. Se puede desarrollar con bebés, niños y adultos.

               Como dice Michel Odent, para cambiar el mundo hay que cambiar la forma de nacer.
               
             
             
             

sábado, 15 de junio de 2013

MAGAZINE PARA EL WEEKEND


           
             Entrevista al ginecólogo Michel Odent, gran pensador del siglo XX...
                  desde la modernas perspectivas bacteriológica y epigenética,
                  para un cambio de paradigma del nacimiento en el siglo XXI 
                                         y el futuro del homo sapiens.
                      
            
                                                                 Y

   
                      Entrevista a un experto en apego....lo que ya sabemos
                           pero llevando lo abstracto a un marco científico.


“La madre realmente moldea el cerebro 

 del bebé durante el primer año de vida”

  El estadounidense Allan Schore, referente en desarrollo                   temprano del cerebro


http://www.elobservador.com.uy/noticia/236802/la-madre-realmente-moldea-el-cerebro-del-bebe-durante-el-primer-ano-de-vida/

                   

jueves, 6 de junio de 2013

7 DE JUNIO, UN GRAN DIA

                    DIA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS DEL NACIMIENTO Y 
                                       DIA INTERNACIONAL DEL PARTO EN CASA
                                                               

Cada dia em sento més feliç per haber decidit 
que l’Aina naixés a casa.
Quan vam saber que estavem esperant la nostra segona filla, 
ens vam mirar als ulls amb el Manel i vam dir..
 “neixerà a casa sense cap dubte!”.
Quan estavem de 38 setmanes van començar les pressions per part de la  ginecòlega, jo no tenia cap simptoma ni cap contracció, i ella cada semana insistia més en fer-me un tacte.
 Quan va arribar la semana 40 va arribar la amenaça 
“bé, si no et fiques de part aquesta setmana haurem de programar…” i la nostra resposta va ser “noo…tots els nens saben neixer i les mares els sabem parir”, la pobra crec que encara alucina ara!. El dijous d’aquella mateixa setmana després de fer-li un missatge a la Rosa de que la calma era el que predominava a casa...va arribar la primera contracció! Quina il·lusió! Per fi veuriem la careta de l’Aina.

Després d’haver portat l’Arnau a la Llar d’infants va venir la Montse a casa, em va fer un únic tacte per evitar una rotura de bossa (jo tenia el cultiu positiu) i va observar que el treball havia començat.
Només escoltant els meus sorolls va veure que el part ja no s’aturaria i vam avisar al Manel. 
Les contraccions eren molt intenses pero molt satisfactories al notar que amb cada contracció el meu úter s’anava enxamplant per fer-li lloc al capet dela nostra petita. 
Quan el Manel va arribar les emocions és van intensificar moltíssim.

Les contraccions eren cada cop més intenses i doloroses, pero amb ajuda de la musicoterapia i vocalitzant les “aa” feia fora el dolor del meu cos i deixava entrar l’energia i l’amor.
Després de 7 hores intenses de dilatació vaig entrar dins el meu interior fent una crida a la petita:
 “Aina ho estem fent super bé, ja queda poc per abraçar-nos”... a l’instant següent 
és va trencar la bossa i amb la propera contracció el seu capet ja és veia.
 Uns segons més tard tenia als meus braços la meva petita cridanera!

Una experiencia inolvidable!! quan l’Arnau va arribar de la Llard´infants tenia la seva germaneta a casa
 i va poder dormir amb ella. Avui 13 mesos després hem plantat un anoguer amb la seva placenta 
que teniem guardada al congelador de casa.

                                        
Gràcies Mireia!!



miércoles, 5 de junio de 2013

JORNADA DONA LLUM 2013 : "PARTO EN PROGRESO, NO MOLESTAR"




El dia 3 de junio DONA LLUM presentó su jornada de la Semana Internacional del Parto Respetado 2013:           "parto en progreso, no molestar".

  
         Fue una jornada completa con un grado de excelencia total de los ponentes y de la organización.
                        Enhorabuena a todos los ponentes y a las organizadoras de la jornada.


   Durante la jornada pedí a los ponentes que hicieran un pequeño testimonio para todos vosotros.